Como lo hacemos

lupulina_proces

Nuestra forma de trabajar.
Queremos parar el tiempo

En Lupulina.cat queremos parar el tiempo. ¿Por qué? Porque cuando el productor de cerveza utilice nuestro lúpulo, las flores sean frescas, naturales y con el mismo aroma como si las acabáramos de recolectar.

¿Cómo lo hacemos?

Lo que queremos es producir lúpulo ecológico local, para que los artesanos cerveceros no tengan que adquirirlo fuera de nuestro país con escasas garantías. Lúpulo local con la máxima calidad, de forma artesanal y cuidando de cada flor. Por lo tanto, seguimos procesos naturales y sostenibles para conseguir plantas sanas, naturales y aromáticas.

Para que esto sea posible, tenemos una pequeña fórmula: somos artesanos agrícolas y por lo tanto, seguimos unos procesos de cultivo y recolección a pequeña escala y de forma natural.

El resultado

Gracias al envasado al vacio y al congelado, reducimos al máximo la oxidación del lúpulo y paramos el tiempo. El artesano cervecero encontrará, cuando abra el paquete, todo el aroma, la calidad y el sabor que tiene la planta cuando acaba de ser recolectada.

  1. El proceso de plantación es absolutamente natural, respetando el entorno y con una producción pequeña, lo que nos permite controlar todo el desarrollo.
  2. Secamos las flores a temperatura ambiente, para conservar al máximo los aceites esenciales. Esto sóloes posible en las pequeñas producciones. Con el secado natural, las propiedades del lúpulo se mantienen intactas!
  3. Realizamos testeos de calidad para asegurar que las mejores flores son las que acabarán en manos del productor de cerveza artesanal. Si se detecta cualquier anomalía, se corrige de forma inmediata.
  4. Envase al vacío y en bolsas opacas para mantener las características aromáticas y de sabor del lúpulo. La luz del sol y el oxígeno son los responsables de la degradación de las flores y, por lo tanto, las protegemos de ellos. Lógicamente, en Lupulina.cat está prohibido abrir y reenvasar los paquetes ya hechos.
  5. Inmediatamente después del envasado, el lúpulo se congela y se mantiene entre -3 i -5 ºC hasta que abandona nuestras instalaciones.
  6. Seguimos la trazabilidad de toda la producción. Es decir, a través de un número de referencia, podemos reproducir toda la historia del producto (plantación, recolección, secado, envasado, congelado y llegada al punto de destino), con el objetivo de mejorar la calidad y detectar los problemas que puedan surgir.